PRECAUCIONES FRENTE AL CALOR

26 Junio 2019

Durante una ola de calor las temperaturas serán mucho más elevadas de lo normal. Os daremos unos consejos para prevenir complicaciones de salud derivadas de las elevadas temperaturas. La más común es el golpe de calor. Se produce cuando los sistemas de regulación de la temperatura corporal fallan y no son capaces de reducir la temperatura a niveles fisiológicos.

Los síntomas son:

  • Sed intensa y sequedad de boca. 
  • Sudoración excesiva al principio.
  • Piel seca y enrojecida sin sudor en etapas avanzadas.
  • Temperatura corporal superior a 39ºC. 
  • Debilidad, cansancio o agotamiento.
  • Mareos, vértigos y/o desmayos (pérdida de la consciencia)
  • Calambres musculares debidos a la deshidratación y pérdida de sales minerales por la excesiva sudoración.
  • Agitación nerviosismo e intranquilidad.
  • Falta de apetito, náuseas y/o vómitos.
  • Dolor de cabeza.
  • Desorientación, confusión, delirio o incluso coma.
  • En algunos casos también pueden darse convulsiones.

La sudoración es un mecanismo de reducción de la temperatura corporal. Al evaporar agua con sales minerales (sudor) se lleva parte del calor. Pero puede llegar el momento en que ya no se sude a pesar de estar sufriendo un golpe de calor porque este mecanismo no puede compensar el aumento súbito o continuado del calor corporal. Entonces la piel queda seca y enrojecida.

El video está en catalán. La traducción es la siguiente:

En el caso de mucho calor. ¿Qué debemos hacer?

  • Refrescar o climatizar las habitaciones. 
  • Ventilar la casa durante las horas más frescas. 
  • Bajar los toldos y persianas durante las horas de sol.
  • Beber líquidos con frecuencia evitando bebidas alcohólicas.
  • En la calle usar gorra y vestidos ligeros de color claro.
  • En los desplazamientos buscar las zonas de sombra.
  • Evitar el ejercicio físico en las horas de más calor.
  • No dejar niños, personas discapacitadas ni animales con las ventanas cerradas en el coche.

Mucha precaución en personas 

  • De edad avanzada y recién nacidos.
  • Con alguna discapacidad.
  • Con enfermedades crónicas.
  • Que toman medicamentos diuréticos o tranquilizantes.
  • Con problemas de alcoholismo o drogadicción.
  • Que han de permanecer o trabajar al aire libre.

Síntomas de alerta:

  • Cansancio.
  • Sed intensa.
  • Dolor de cabeza o mareo.
  • Calambres en las piernas.
  • Fiebre o vómitos.
  • Piel caliente, enrojecida y seca (sin sudor).

Consejos:

  • Trasladar a la persona a un lugar fresco o climatizado.
  • Darle agua o zumos.
  • Aplicar trapos húmedos y fríos en diversas partes del cuerpo.
  • Favorecer la ventilación de las habitaciones.

En caso de duda o necesidad de asistencia contactar con los servicios sanitarios.

Añadiría algunas recomendaciones más como:

  • Usar ropa ligera y que no sea ajustada para que el aire circule y nos refresque.
  • Evitar las comidas excesivamente calientes.
  • Intentar pasar algún tiempo (unas dos horas) en lugares climatizados como centros comerciales, bibliotecas, etc.
  • Refrescar el ambiente con aire acondicionado o ventiladores.
  • Mojarse la cara de vez en cuando con agua fresca.
  • Limitar la actividad física intensa.
  • Si conoces personas mayores o enfermas que viven solas ayúdales a seguir estos consejos.

Salud-os!

Fuente: http//canalsalut.gencat.cat