Cómo combatir el resfriado

24 Octubre 2016

El invierno es sinónimo de resfriados. Las bajas temperaturas facilitan la transmisión de los virus responsables del catarro y también de la gripe. En este post hablaremos sobre el arsenal terapéutico disponible para combatirlo. En la mayoría de los casos no es necesario ir al médico para un resfriado. Se considera un problema leve de salud que se puede resolver perfectamente desde la farmacia.

El tratamiento es sintomático. Esto significa que trataremos las manifestaciones que tengamos como congestión nasal, estornudos, dolor de garganta, lagrimeo, tos, dolor de cabeza, malestar, mucosidad, etc. Aliviaremos estos síntomas mientras el resfriado hace su curso y el organismo acaba superándolo. Esto nos permitirá hacer vida más o menos normal, o por lo menos mantener nuestra actividad diaria.

Una medida sencilla que podemos tomar para aliviar las molestias del resfriado es beber líquidos en abundancia, ya sea agua, infusiones o caldos.

Para el malestar y el dolor de cabeza deberemos tomar algún producto que incluya en su composición un analgésico. Los más usados son paracetamol y ácido acetilsalicilico (aspirina).

Para la congestión nasal y estornudos necesitaremos descongestivos nasales. Suelen emplearse antihistaminicos y se pueden encontrar vía oral o en spray nasal para aplicar localmente. Estos sprays son muy efectivos frente a la congestión nocturna. Hay que tener la precaución de no usarlos más de una semana seguida para evitar acostumbrarse y que aparezca congestión de rebote.

La tos es un mecanismo de defensa que permite expulsar mucosidad y suciedad de las vías respiratorias. Pero si impide dormir adecuadamente o se hace demasiado frecuente hay que controlarla, especialmente si es tos seca sin expectoración. La mayoría de los antitusivos son jarabes y su composición puede variar dependiendo del tipo de tos a tratar. Si la mucosidad es espesa nos irá mejor un mucolitico que ayude a fluidificar el moco para poderlo expulsar con mayor facilidad sin eliminar completamente la tos, que nos ayuda a sacar el moco.

Para el dolor de garganta tenemos pastillas para chupar con antisépticos, anestésico local y antiinflamatorios. Ayudan a evitar que haya sobre infecciones bacterianas, alivian el dolor y reducen la inflamación.

La mayoría de los productos que podemos encontrar en la farmacia para tratar el resfriado son combinaciones de distintos medicamentos para tratar diversos síntomas. Aunque cabe decir que no hay un súper producto que lo lleve todo y que sólo con ese se tratase todo.

Al pedir algo para combatir el resfriado en la farmacia es muy importante decir los síntomas que tenemos. De este modo el farmacéutico podrá indicaros el tratamiento más adecuado para nuestro caso. Habitualmente hay que combinar varios productos para hacer un tratamiento completo de todos los síntomas. Cabe decir que estos productos no están financiados por la seguridad social, otra razón más para no perder el tiempo en el médico por un resfriado.

Por último recordar que el resfriado es un proceso vírico y que por ello el uso de antibióticos es inútil. Sólo contribuirá a crear resistencias a los mismos. En el caso de que el proceso se complique con una sobre infección bacteriana en forma de anginas o bronquitis habrá que derivar al paciente al médico. De esta manera valorará la necesidad de recetar el antibiótico. Síntomas como fiebre elevada (39-40) durante varios días o más de 2 semanas sin mejora en los síntomas como la tos son signos de alarma para ir al médico.

Salud-os!